Trabajamos para eliminar la brecha de género en la micromovilidad

Las mujeres se mueven sobre dos ruedas menos que los hombres. De camino a una micromovilidad más inclusiva.

Los Dotts están diseñados por y para personas de todo tipo. Queremos ser un reflejo de la diversidad que existe en las ciudades donde operamos y asegurarnos de que todo el mundo puede moverse libremente y disfrutar de estas ciudades.

Por eso nos hemos asociado con el grupo de innovación Steer, para analizar y destacar la brecha de género que existe en la micromovilidad y poner en práctica soluciones que reduzcan las barreras que impiden a las mujeres tener acceso a nuestros vehículos eléctricos. El estudio se centra en el Reino Unido, Francia e Italia y encuesta a mujeres que usan nuestros patinetes eléctricos y a mujeres que no los usan. Además entrevista a personas expertas en el campo del género y la micromovilidad.

La brecha de género en el uso de los patinetes eléctricos

Hemos detectado una brecha de género entre las personas usuarias de nuestros vehículos eléctricos. A finales del 2021, el 29% de las personas que usaban Dott eran mujeres y el 71% eran hombres. No obstante, cabe destacar que la brecha de género es inferior en los mercados en los que nuestros patinetes eléctricos llevan más tiempo en funcionamiento y también entre los nuevos usuarios. Estas observaciones nos inducen a pensar que la micromovilidad está madurando pero que, hoy en día, sigue siendo necesario actuar para ofrecer a las mujeres un acceso fàcil y un uso cómodo de la micromovilidad compartida.

El estudio revela que hay un gran interés por la micromovilidad sin explotar entre las mujeres que no la usan. Más del 35% de las encuestadas indican que estarían interesadas en probar nuestro servicio. En particular, alrededor del 50% de las mujeres de más de 45 años dicen estar dispuestas a usar los patinetes eléctricos Dott.

Según nuestra opinión, las cifras nos indican que debemos encontrar la manera de adaptarnos mejor a todas aquellas personas que podrían beneficiarse de la micromovilidad.

¿Por qué las mujeres usan menos los patinetes eléctricos?

Entender por qué las mujeres no se sienten incluidas en la micromovilidad es el primer paso para encontrar una solución.

Un factor importante que hace que las mujeres no usen un patinete eléctrico compartido es la percepción del peligro. Aunque algunas mujeres manifiestan su preocupación por la seguridad de los patinetes, la gran mayoría de mujeres comenta que la principal barrera para no usarlos es la situación de las infraestructuras en su ciudad. Mencionan que compartir la carretera con coches y autobuses mientras van en patinete eléctrico les parece peligroso.

No obstante, es interesante remarcar que las mujeres encuestadas consideran los patinetes eléctricos como una opción de movilidad más segura que ir a pie o en transporte público por la noche porque les proporciona más velocidad y agilidad.

Otras razones por las que las mujeres no usan los patinetes eléctricos compartidos son el precio, la disponibilidad y la cobertura. Para las mujeres es importante la fiabilidad del servicio porque es posible que hagan diferentes tareas en un mismo viaje. Para poder hacer todo lo que quieren en un viaje, necesitan tener la seguridad de que habrá un patinete eléctrico disponible en todo momento.

Además, las mujeres apuntan que necesitan un lugar donde dejar las bolsas y los productos que llevan mientras conducen y los patinetes eléctricos actuales no incluyen ningún elemento con este propósito.

Pasos a seguir para un mayor equilibrio en la calle

Para ayudar a las mujeres a sentirse más seguras conduciendo un patinete eléctrico entre el tráfico, Dott ha puesto en marcha una serie de sesiones sobre seguridad en Londres. Estas sesiones sobre patinetes eléctricos son gratuitas y se llevarán a cabo una vez al mes. Algunas de estas sesiones estarán destinadas exclusivamente a mujeres. El objetivo de las clases es ofrecer a las mujeres un entorno confortable y seguro donde probar los patinetes eléctricos, analizar y superar las dudas sobre seguridad y aumentar su confianza para conducir los vehículos eléctricos entre el tráfico. Cuando hayamos estudiado el impacto del programa en Londres, consideraremos ampliar la iniciativa a otros mercados.

Para la calle se ha diseñado el “Modo principiante” como ayuda para las personas que usan un patinete eléctrico por primera vez. La configuración para nuevos usuarios reduce automáticamente la velocidad en el primer viaje y les permite acostumbrarse de forma más segura a los vehículos eléctricos. Además, estamos diversificando las modalidades de movilidad añadiendo bicis y bicis cargo a nuestra oferta de micromovilidad para ofrecer a más personas diferentes vehículos que se adapten mejor a sus necesidades.

Todos queremos que nuestras calles sean seguras. Después de que el estudio revelara que los patinetes eléctricos se perciben como un elemento que puede contribuir a la seguridad de las mujeres, nos dimos cuenta de que Dott puede tener un papel aún más importante de lo que creíamos en un principio. Por esta razón, Dott se ha unido al Women’s Night Safety Charter in London. Esta acción nos compromete a poner más énfasis en la seguridad de las mujeres por la noche y a usar nuestra voz y plataforma para trabajar en pro de la seguridad de las mujeres.

Contínuamente estamos aumentando la disponibilidad de nuestros patinetes eléctricos en todas las ciudades donde operamos. Nos aseguramos de que los patinetes eléctricos pasen la mayor parte del tiempo posible en la calle, en vez de en el almacén. Actualmente el 90% de los viajes se realizan íntegramente con vehículos con baterías intercambiables, lo que implica que no es necesario trasladarlos al almacén para cargarlos cuando la batería se ha agotado. Los vehículos continúan activos en la calle y nuestros equipos sobre el terreno se encargan de intercambiar las baterías en un momento.

La diversidad en el uso va de la mano de la innovación en la ciudad

Hacer que la micromovilidad sea más accesible para más personas requiere hacer cambios positivos en las ciudades.

Nuestro estudio nos ha motivado a pasar a la acción y proponer donde pueden añadirse más carriles bici, donde pueden establecerse zonas dedicadas a las bicis eléctricas e indicar las comunidades sin transporte público donde los patinetes eléctricos pueden ser de utilidad. Estas iniciativas no benefician únicamente a las personas usuarias de la micromovilidad, sino que ayudan a tener ciudades más limpias y sostenibles en general.

También estamos desarrollando recomendaciones de aparcamiento para las ciudades donde operamos basadas en nuestros datos. Estas recomendaciones tienen en cuenta la percepción de seguridad de las mujeres y otros usuarios y propone la opción más segura donde desembarcar. Por ejemplo, tenemos en cuenta que los puntos de aparcamiento estén bien iluminados y que haya disponibilidad en las zonas de más tráfico.

Estas son solo algunas de las iniciativas que vamos a explorar para que las mujeres puedan moverse sobre dos ruedas de una forma segura y cómoda.

Sabemos que este estudio es solo el principio de un largo camino hacia una mayor diversidad en el uso de Dott y la cobertura de las necesidades cambiantes de cada comunidad. Nos tomamos muy en serio nuestro papel de agente ciudadano responsable y nos dirigimos hacia la igualdad llevando con nosotros a todas las personas que nos encontremos por el camino.

Más para explorar

¡Sube a bordo!