Nos hemos unido a la mayor iniciativa de sostenibilidad del mundo

Centrados en la sostenibilidad desde el primer día. Ahora formamos parte del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Desde Dott queremos utilizar nuestro negocio para hacer el bien, algo para lo que hemos estado trabajando mucho. Así que no te preocupes, ¡el cambio está en marcha!

Desde el primer día, Dott ha tenido la misión de construir un mundo más sostenible, uno en el que las ciudades no estén contaminadas y estén pensadas para las personas, no para la gasolina. Para lograrlo, estamos continuamente implantando prácticas medioambientales socialmente sostenibles en todas nuestras operaciones internacionales.

Con este objetivo, nos enorgullece decir que hemos sido aceptados como parte del Pacto Mundial de las Naciones Unidas (PMNU), la mayor iniciativa de sostenibilidad del mundo que engloba a organizaciones del sector público y privado de más de 170 países. El PMNU es una estrategia mundial que pretende ampliar y acelerar el impacto de las empresas sostenibles apostando por compañías responsables y ecosistemas que permitan el cambio.

A principios de año, Dott solicitó el ingreso al PMNU. Nuestra solicitud se sustentaba en las directrices sostenibles de nuestra empresa, nuestro historial de acciones para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y nuestro compromiso de defender el Pacto y sus Diez Principios en materia de derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción. También nos comprometíamos a comunicar anualmente nuestro progreso respecto a los ODS. Nuestra solicitud fue aceptada por las Naciones Unidas en marzo de 2022.

En todas las ciudades en las que opera, Dott se preocupa por crear un círculo virtuoso de micromovilidad, lo que nos convierte en una empresa idónea para el PMNU. A continuación te explicamos cómo hemos logrado colocar a las personas y al planeta en el centro de nuestro negocio y cómo estamos contribuyendo a la sostenibilidad global.

Invertir en personas y lugares

Sabemos que las personas que están detrás de nuestras bicis y patinetes eléctricos son tan importantes como las que los conducen. Por eso, Dott nunca ha querido tirar de «economía colaborativa» y ha preferido potenciar el empleo dentro mismo de la empresa ofreciendo a sus empleados formación de alta calidad e itinerarios de desarrollo profesional.

Nuestro programa «Monta tu futuro», por ejemplo, totalmente subvencionado, ofrece un curso de formación de siete semanas al personal que entra a trabajar en nuestros almacenes y a los operarios de mantenimiento que están en la calle. Esta formación, pensada para que estos profesionales puedan mejorar sus habilidades técnicas y sociales, es voluntaria. Las sesiones tienen lugar durante el horario laboral y los empleados que participan en ella siguen percibiendo su salario habitual.

Además de esto, en cada ciudad en la que estamos, Dott ha creado una media de 35 puestos de trabajo con contratos indefinidos. Nuestros empleados tienen acceso a beneficios sociales como seguro médico para ellos y sus familias, transporte gratuito y subvencionado, visados patrocinados, tiques restaurant, etc. También disponen de sofisticados equipos —como los armarios de carga ignífugos f90—, que les permiten realizar su trabajo con eficacia y seguridad. Nuestra dedicación a nuestra gente es, en parte, la razón por la que desde agosto de 2020 apenas ha habido rotación de empleados en nuestros almacenes de París.

Este elevado índice de retención de empleados también ha tenido un efecto positivo en los vehículos y las ciudades de Dott. Sintiéndose comprometidos y motivados, nuestros empleados llevan a cabo un mantenimiento regular y exhaustivo de nuestros vehículos y son conscientes de estar gestionando el dominio público de forma respetuosa y responsable.

Al mismo tiempo, Dott colabora estrechamente con asociaciones para personas con discapacidad, como Transport for All, con sede en el Reino Unido. Nuestros códigos de conducta se adaptan así a las necesidades de todos y todas.

Nos esforzamos para que nuestros centros de operaciones utilicen un 100 % de energía renovable y que nuestros vehículos logísticos, como las bicicletas de carga, sean totalmente eléctricos.

Nos esforzamos para que nuestros centros de operaciones utilicen un 100 % de energía renovable y que nuestros vehículos logísticos, como las bicicletas de carga, sean totalmente eléctricos.

Somos verdes dentro y fuera de la carretera

Para nosotros, la sostenibilidad empieza por las ruedas de nuestros patinetes.

De hecho, gracias a nuestros altos estándares de mantenimiento, la primera generación de patinetes eléctricos que pusimos en la calle sigue estando en uso después de tres años. Es más, al menos hasta 2023, tenemos la intención de mantener en las ciudades esos mismos patinetes. Ojalá superemos también los cinco años de vida útil que hemos previsto para nuestro último modelo de patinete gracias a nuestras exhaustivas revisiones y reparaciones con piezas recicladas.

Desde Dott también hemos puesto en marcha nuestro primer proyecto de economía circular aprovechando piezas de baterías que se encuentran al final de su vida útil. En colaboración con los expertos en baterías Gouach, ahora equipamos nuestras flotas con baterías compuestas por diferentes componentes y celdas que pueden reutilizarse una y otra vez. ¿El resultado? Generamos menos residuos, menos contaminación y un menor consumo de energía.

También nos esforzamos por ser neutros en carbono. De hecho, desde que Dott salió a la calle, ya hemos logrado compensar nuestras emisiones de carbono. Aun así, seguimos creyendo que la compensación por sí sola no es suficiente para ser totalmente sostenibles. Por esta razón, continuamos trabajando para que nuestros centros de operaciones terminen utilizando energía 100 % renovable y para que nuestros vehículos de logística, como las bicicletas de carga, sean totalmente eléctricos. Entre 2019 y 2020, estas medidas han reducido nuestra huella de carbono en un 65 %, además de un 40 % más por cada kilómetro que se recorrió en 2021.

Dott también asume su responsabilidad a la hora de cumplir con los ODS. De hecho, en línea con la campaña Business Ambition for 1.5 C, hemos incluso registrado nuestros objetivos de reducción de emisiones en la iniciativa Science Based Targets. Eso significa que, para 2030, tendremos que haber reducido ciertas emisiones en un 50 %. Estamos seguros de que lo conseguiremos.

Servir a las comunidades locales con un objetivo global

Dott es un socio urbano responsable. Nuestra prioridad es invertir en programas sociales y servicios comunitarios que den forma a ciudades inclusivas y de futuro.

Creemos, de hecho, que la sostenibilidad no es solo buena para nuestro planeta, sino que también crea una viabilidad económica que nos permite apostar por iniciativas locales, atraer a más personas a los proyectos de sostenibilidad y crear programas de impacto social más significativos. Al fin y al cabo, sabemos que la sostenibilidad y la inclusión van de la mano.

También nos gusta trabajar para aquellas personas que llaman 'hogar' a sus ciudades. Así, por ejemplo, intentamos ampliar periódicamente nuestra oferta de vehículos y tratamos cada vez más de incluir nuevos formatos: bicicletas eléctricas, bicicletas de carga o patinetes accesibles para personas en sillas de ruedas. Además, queremos asegurarnos de que la disponibilidad de nuestra flota reflejará la del transporte público. De este modo, la gente podrá contar con distintas formas sostenibles de desplazarse. Por último, también nos gusta incidir en la conexión de los barrios periféricos y las zonas más desatendidos. Solo así, el mayor número posible de personas podrá tener acceso a un transporte asequible y sostenible. Por lo que respecta a nuestras tarifas, estas son de una media de 2 euros.

Para terminar, contamos con el programa madre Helping to Help, una iniciativa que persigue el objetivo de ayudar a nuestros empleados y empleadas a participar en voluntariados y programas de donaciones con organizaciones sobre el terreno (ONG, escuelas o gobiernos municipales). Estas acciones, centradas a trabajar desde el ámbito municipal, hacen que las comunidades sean más seguras, más equitativas y resistentes. En Helping to Help Francia, por ejemplo, Dott ofreció viajes gratuitos en patinete eléctrico a aquellas personas desempleadas que tenían que acudir a una entrevista de empleo. En el Reino Unido, además, ofrecimos una serie de descuentos a personas con discapacidad, trabajadores esenciales y estudiantes. También durante la escasez de combustible de Londres, lanzamos viajes ilimitados y gratuitos en patinete eléctrico para los ciudadanos y ciudadanas.

Así pues, como puedes ver, Dott lleva tiempo en el camino de la sostenibilidad. Es por eso que estamos muy orgullosos de habernos adherido al PMNU y de poder ayudar a otras empresas que emprenden este viaje. Como miembro del PMNU, esperamos poder sentar colectivamente las bases para que otros sigan nuestros pasos en materia de sostenibilidad. Por nuestra parte, desde Dott iremos informando de nuestros progresos y comunicando nuestros resultados a las Naciones Unidas a medida que avancemos.

Ya es hora de que, de una vez por todas, las empresas unan sus fuerzas para hacer el bien.

Más para explorar

¡Sube a bordo!