Los patinetes eléctricos Dott allanan el camino para crear ciudades seguras e inteligentes

En Dott, nuestra misión es hacer más habitables nuestras ciudades poniendo la movilidad sostenible al alcance de todo el mundo y priorizar la seguridad de los usuarios, los peatones y el planeta. ¿Cómo lo hacemos? Con vehículos fiables, expertos en plantilla, educación vial, diseño inclusivo y alianzas locales. Lee para saber más.

Necesitamos movernos por la ciudad de manera segura y sostenible. Debido a la pandemia de la COVID-19, la gente todavía está más preocupada por la salud, la higiene y la comunidad, así que ir de A a B ahora implica nuevas consideraciones.

Vehículos seguros y fiables

Desde el manillar hasta las ruedas, cada detalle de nuestros patinetes eléctricos ha sido diseñado para proteger en todo momento a los usuarios y a la gente de su alrededor.

Además de someter a los vehículos a un severo test de resistencia, hemos estudiado los bultos y giros de las carreteras sobre las que circularán los patinetes. Por eso todos los vehículos tienen ruedas de 30 cm y neumáticos para que el viaje sea seguro y suave. Hemos escogido colocar el motor en la rueda trasera para evitar que el vehículo resbale sobre el suelo mojado: una causa de accidente común en las ciudades europeas donde más llueve.

Nuestros patinetes eléctricos también son inteligentes. Todos incluyen una funcionalidad de autodiagnóstico. Si hay algo que deja de funcionar, el problema se detecta automáticamente y se comunica al servidor central. Entonces el patinete se configura como inactivo y se envía una petición de mantenimiento al equipo de expertos.

Y, por supuesto, tenemos los básicos cubiertos. Nuestros patinetes eléctricos siempre llevan luces delanteras y traseras, accesorios únicos que los dotan de una gran visibilidad y cinta reflectante para asegurarnos que los usuarios siempre están visibles, de día y de noche. También han sido fabricados para fomentar una conducción responsable: hay timbres para indicar a las otras personas que se acerca un patinete y los modelos más recientes disponen de intermitentes para informar a los otros conductores de los movimientos que vamos a hacer. Además cada uno tiene su propia matrícula para que los otros conductores de patinetes eléctricos y autoridades del tráfico puedan identificar a los conductores que no actúan correctamente.

La estabilidad tampoco es un problema. Nuestros patinetes eléctricos disponen de un centro de gravedad bajo para facilitar el equilibrio de los usuarios y la plataforma y el manillar están cubiertos de material antideslizante para maximizar la estabilidad. La parada es igual de suave. Todos los patinetes llevan instalado un sistema de frenado con frenos de tambor en las ruedas trasera y delantera y un freno eléctrico en el motor de la rueda trasera para evitar que el vehículo se incline hacia adelante. Impresionante ¿verdad?

Expertos en plantilla

Nuestro compromiso con la seguridad no se acaba cuando el patinete está construido. Tenemos un gran equipo en plantilla que vela para que los viajes de los usuarios y los vehículos vayan como la seda.

Nuestros expertos en patinetes eléctricos establecen diferentes puntos de control para las flotas y se aseguran así que todos los patinetes siempre cumplen con los estándares de seguridad más elevados. ¿Cómo lo hacen? Pues realizan breves chequeos, controles de calidad e inspecciones de servicio después de máximo 10 viajes por patinete. Cuando un patinete ha llegado a los 500 viajes, el equipo de mantenimiento realiza una revisión exhaustiva en el centro de reparación de Dott para comprobar que el vehículo se encuentra en las condiciones óptimas para circular.

Durante la pandemia de la COVID-19 estamos prestando especial atención a la limpieza de los patinetes. Los patinetes se desinfectan después de máximo 10 viajes y todos los manillares están equipados con agarradores de cinta de cobre antiviral que ayudan a reducir el tiempo de vida de las bacterias. También nos aseguramos que el personal disponga de equipos de protección individuales certificados cuando manejan los patinetes.

El equipo también pasa por una especie de revisión asistiendo a formaciones continuadas sobre procesos de reparación, nuevas tecnologías y seguridad en la movilidad por toda Europa.

Fomentamos la colaboración con las organizaciones municipales para mantener al día a nuestros usuarios sobre la evolución de la logística y las normativas relativas al transporte.

Formación de los usuarios

Sabemos que uno se siente más seguro si tiene el control, así que intentamos ofrecer a nuestros usuarios las herramientas necesarias para que confíen en ellos mismos y se mantengan a salvo.

Para empezar, realizamos la verificación del documento de identidad en todos nuestros patinetes para confirmar la edad del usuario con un carné de conducir o un pasaporte válidos. Para los usuarios nuevos, estamos poniendo en marcha el “Modo principiante”, que limita la velocidad del motor durante los primeros viajes para que puedas acostumbrarte a conducir. ¡Ah! Y si alguno de nuestros usuarios tiene un accidente, está cubierto de forma gratuita por el seguro Dott.

Igualmente, tanto los usuarios nuevos como los veteranos encontrarán en nuestra aplicación, redes sociales y de forma presencial cantidad de sesiones sobre seguridad para hacer un repaso a las normas de circulación en cualquier momento.

Y nos encantan los cascos y la ropa reflectante. Muy a menudo regalamos cascos y nos hemos asociado con Closca, una empresa que ha creado un casco plegable para que todos los usuarios de patinetes eléctricos tengan acceso a un método económico para protegerse la cabeza.

Fomentamos la colaboración con las organizaciones municipales para poder mantener a nuestros usuarios al día sobre la evolución de la logística y las normativas relativas al transporte. También tenemos embajadores locales encargados de integrar nuestros patinetes en las ciudades. Por ejemplo, hay embajadores que ayudan a los usuarios del tren a aparcar los patinetes en los sitios específicos para ello, informan sobre incidentes de funcionamiento, recopilan opiniones de usuarios y, en general, mantienen las flotas de patinetes en orden.

Diseño inclusivo

Todos tenemos derecho a sentirnos seguros. Nuestros patinetes están diseñados para proteger a las personas que van sobre dos ruedas y a las que no.

Nuestros patinetes eléctricos disponen de una tecnología especializada que puede reducir la velocidad automáticamente en zonas con límite de velocidad o donde haya muchos peatones. Además, nos encargamos de marcar claramente las zonas de aparcamiento en la aplicación Dott para que los patinetes se aparquen sin molestar a los peatones.

Asimismo, colaboramos con entidades municipales y otras empresas de transporte para diseñar formaciones sobre cómo compartir la carretera y los carriles bici de forma segura. Y colaboramos con las instituciones de la ciudad para fomentar el comportamiento cívico.

Pisamos sobre el terreno

La unión hace la fuerza, dicen. En Dott sabemos que puede que seamos pequeños pero, aún así, somos una parte importante de un gran movimiento a favor de la sostenibilidad.

Para que el cambio sea mayor, pisamos sobre el terreno y nos unimos a la gente local para entender de qué estamos hablando verdaderamente cuando hablamos de movilidad segura y sostenible. Por ejemplo, trabajamos con las autoridades del transporte para analizar cuál es la mejor infraestructura de aparcamiento en cada ubicación donde están presentes nuestros patinetes.

Además nos encanta dar a conocer los lugares por donde navegan nuestros patinetes. Desde festivales gastronómicos a arte callejero y tesoros escondidos, organizamos actos para celebrar las ciudades y sus comunidades. También hacemos un esfuerzo consciente para apoyar a los negocios y sistemas de transporte locales y nos asociamos con las autoescuelas para organizar sesiones sobre seguridad adaptadas a cada ciudad.

Nunca ha sido tan seguro moverse en patinete eléctrico por las calles de la ciudad.

Más para explorar

¡Sube a bordo!